Defensoría del Pueblo: MINSA DEBE RETIRAR USO DE IVERMECTINA

Pero alcalde de Pallasca la reparte.

La Defensoría del Pueblo recomendó al Ministerio de Salud (Minsa) retirar de manera definitiva la ivermectina para el tratamiento de pacientes con diagnóstico de COVID-19. La entidad señaló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha sugerido que se deje de proporcionar dicho fármaco a personas contagiadas con el virus, sin embargo, el Minsa todavía no ha modificado su documento técnico sobre manejo ambulatorio de personas afectadas con COVID-19 que incluye la entrega del agente antiparasitario.

La entidad defensorial también recordó que la OMS ha puntualizado que los ensayos que se han realizado con la ivermectina muestran escasa evidencia sobre mortalidad, ventilación mecánica, admisión hospitalaria, duración de la hospitalización y descarga viral. Los expertos también remarcaron que el bajo costo de un medicamento y de fácil acceso para las personas no justifica su uso si todavía no existen ensayos más contundentes.

La Defensoría del Pueblo mencionó que si bien el pasado 27 de marzo el ministro de Salud, Oscar Ugarte, aseguró que la ivermectina no tiene utilidad para casos de COVID-19, todavía no se ha retirado la ivermectina del listado de bienes esenciales para el manejo y tratamiento del COVID-19. La Defensoría advirtió que usar un fármaco sin que se haya comprobado su eficacia clínica podría poner en riesgo la salud de la población.

Sin embargo, en Cabana, capital de la provincia de Pallasca, en la sierra de Áncash, el alcalde provincial de Pallasca, Marcial Valerio Chávez, ha continuado repartiendo a la población el fármaco, pese a inutilidad para casos de COVID-19

La región Áncash tiene más de 75 mil contagios y más de 4 mil muertes como consecuencia de la COVID-19. Más de la mitad de las cifras se registra en los distritos de Chimbote y Nuevo Chimbote.