RENATO Tapia el latinoamericano más revalorizado de La Liga ESPAÑOLA

Su pase está valorizado en 20 millones de euros.

El internacional peruano Renato Tapia se dispara de nuevo en su primera temporada en La Liga vistiendo la camiseta del Celta de Vigo y su valor de mercado trepa ahora hasta los 20 millones de euros, un aumento del 100% con respecto a la revalorización del 5 de enero de este año. El volante defensivo vuelve a ser uno de los futbolistas que más sube en la actualización intermedia de los valores de mercado de La Liga española.

El ex del Feyenoord es el quinto profesional que más crece, solo por detrás de Pedri, Marcos Llorente, Frenkie De Jong y Youssef En-Nesyri, y al mismo tiempo es otra vez el jugador latinoamericano más revalorizado del fútbol español.

En la actualización realizada este viernes, Renato Tapia se sitúa en los citados 20 millones tras un espectacular salto de 10 millones de euros, lo que le sirve para consolidarse con rotundidad como el futbolista peruano más valioso del momento. El nuevo récord personal del 53 veces internacional con su país le sirve para ampliar su ventaja respecto a André Carrillo en 11,5 M€, el segundo, mientras que se distancia del tercero Raúl Ruidíaz en hasta 13 millones de euros.

Renato Tapia, en el radar del Atlético, Juventus, Sevilla FC o PSG

Su excepcional estreno en la Primera División española ha despertado el interés de grandes clubes que tienen en Renato Tapia a uno de sus objetivos para el futuro. En los últimos meses, su nombre ha sido vinculado a algunos de los equipos más importantes de Europa como el Atlético de Madrid, la Juventus, el Sevilla FC o el París Saint-Germain, entre otros.

Hace apenas un mes, el internacional peruano aseguró estar “enfocado” en el Celta de Vigo, aunque no escondió su ambición y confió en que su buen momento le ayudara a dar “un paso adelante” en su carrera futbolística. El mediocentro, indiscutible tanto para Óscar García Junyent en el arranque del curso como ahora para Eduardo Coudet, se mostró “muy halagado” de que se reconociera su “esfuerzo”.